domingo, 18 de diciembre de 2016

LAS VUELTAS QUE DA LA VIDA

  Cuando quede embarazada de mi primer hijo, fue algo extraordinario.  Es una sensación única, vibra más la vida dando vida.  Pasar todos esos días anhelando la llegada del nuevo ser, preguntándose uno ¿Cómo será?

A la llegada del bebe es todo más increíble porque no solo nos convertimos en Madres, sino también en cuidadoras, enfermeras, maestras, psicólogas, consejeras, médicos, terapeutas, hasta heroínas... en fin llegamos a ser un todo para nuestro bebe. 

 Así va pasando el tiempo mientras están pequeños somos todo para nuestros hijos.

Sin embargo al llegar la etapa de la adolescencia y pasando a jóvenes adultos resulta que aprenden a describirnos y juzgarnos como las malas, las fastidiosas, las brujas, las locas...

Creo que en cada etapa que se vive no se está uno preparado. Pasas de ser un todo a ser nada en la vida de los hijos.

Seguirán pasando los días, me seguiré acostumbrándome a los cambios solo espero tener la suficiente entereza para salir airosa de todas estas etapas.